CÓMO ENFRENTARNOS A UNA CATA. LA VISTA.

Volvemos y esta vez para explicar el primer sentido, LA VISTA.

En el mundo del vino, como ya se explicó en el post anterior, los sentidos son principales, por lo que hoy nos centraremos en contaros las pautas para empezar a desarrollar nuestras cualidades como catadores desde la vista.

  • Con la copa traslúcida y tras un fondo blanco, como se explicó en la anterior publicación, nos fijaremos en color, intensidad, grado de transparencia…

  • Con la sujeción de la copa por el pie, haremos movimientos circulares deslizando el vino por el cuerpo de la misma. Eso creará unas gotas o lágrimas que se deslizarán sobre la misma. La velocidad de caída nos estará indicando el grado de alcohol.

-A más velocidad, vino con menos graduación de alcohol y cuerpo más ligero.

-A menos velocidad, vino con mayor grado de alcohol y más denso.

  • Habiendo tenido ya el primer contacto visual con el vino, pasaremos a analizarlo con más detalle. Para ello, necesitaremos inclinar la copa 45º sobre un fondo blanco y podremos observar los matices, color, grado de traslucidez y densidad.

  • Como ya sabemos, en los vinos, la edad está muy presente, por lo que haremos un pequeño listado reflejando las variaciones del color al paso del tiempo

-Blancos: Blancos se transforman en amarillo y de ahí a ocre.

-Tintos: Violetas/morados pasan a colores teja.

Hasta aquí llegamos con el post de hoy. Espero verte en en la próxima publicación en la que hablaremos del olfato.

Feliz fin de semana y a celebrarlo con una buena copa de vino.