Elegir un vino en cinco claves

Elegir un vino es para muchos una tarea difícil y, a menudo, una experiencia poco grata. Entender y conocer las infinitas posibilidades que ofrece el apasionante mundo del vino, no tiene por qué ser sólo algo al alcance de entendidos.

Hoy queremos compartir algo de nuestra propia experiencia al elegir un vino. Nos encantará animaros a conocer un poco más el fascinante mundo de la enología y cada día disfrutar un poco más de él. En alguna ocasión, hemos recibido comentarios sobre lo complicado que resulta escoger el vino perfecto en cada situación. Por eso, no queríamos demorar esta publicación. Si, os sentís identificados con alguna de estas situaciones…

Os «perdéis» navegando ante la carta de vinos en un restaurante…

Siempre termináis adquiriendo «el vino de siempre»

O creéis que no hay vino más allá de las dos ó tres denominaciones de origen que os suenan…

Ni lo dudéis. Estas Cinco Claves para Comprar Vino están pensadas para vosotros.  ¡Os animamos a seguir leyendo! Y lo avisamos… en poco tiempo, seréis verdaderos «winelovers«.

¡Empecemos esta aventura de Elegir un Vino!
  1. Seguid vuestras preferencias y gustos. A la hora de elegir un vino no existe una regla marcada que sea posible seguir paso a paso. Nuestra recomendación: probar, probar y tener mucha curiosidad para seguir probando y conociendo nuevos vinos. Descubriréis los tesoros que esconden denominaciones de origen que quizá desconozcéis.
  2. Elegid el vino en función del momento. Cada ocasión pide un tipo de vino. Si el clima es caluroso o húmedo, una buena elección sería un vino blanco, rosado y espumoso. Si por el contrario, el ambiente es más fresco, no dudéis en elegir un tinto.
  3. Escoged el vino dependiendo del nivel de intensidad del plato que vais a tomar. Por ejemplo, si elegís una carne de sabor intenso, el vino puede ser un tinto. ¡Pero esto no significa que los vinos tintos siempre deban acompañarse de carne y los blancos de pescado! Un pescado graso potenciará su sabor con un tinto y una carne puede destacar todo su sabor con el blanco adecuado.
  4. Evitad guiaros sólo por el precio. Por supuesto, tendréis un presupuesto estimado. Pero precio elevado no siempre es sinónimo de calidad. Os sorprenderá la cantidad de vinos de un nivel excepcional a un precio accesible.
  5. Dejaos aconsejar por profesionales. Pueden ser desde sumillers, a enólogos o publicaciones especializadas del sector como, por ejemplo, la Guía Peñín. Y siempre… animaos a probar nuevas referencias y sabores.

Seguro que con estas sugerencias, os será más fácil acertar a la hora de comprar o regalar un vino. Ya sabéis que nos gustará conocer vuestras opiniones y no dudéis en enviarnos vuestras propias «claves». ¡Estaremos encantados de incorporarlas a la nuestras!